El cáncer infantil es una enfermedad que cualquier niño o niña puede desarrollar. Se origina cuando las células del cuerpo se dividen de forma anormal y continúan su reproducción desordenadamente, afectando cualquier parte del cuerpo.

Este padecimiento no se puede predecir, pero si se puede curar. ¡Todo depende del diagnostico oportuno, los cuidados adecuados y la #ActitudNoMeRindo de los pequeños!

Para una detección oportuna, es fundamental que los padres lleven a sus hijos a visitas rutinarias, y cualquier anomalía en el crecimiento y desarrollo de los pequeños.

Ante cualquier sospecha de presentar cáncer, el niño o la niña debe ser llevado a una institución especializada, para evitar diagnóstico tardío.

En México, cada 4 horas fallece un niño o niña por cáncer, siendo la segunda causa de muerte en niños de 5 a 14 años (sólo superada por accidentes). De acuerdo con la Secretaría de Salud, cada año entre 5 mil y 6 mil niños menores de 18 años enferman de algún tipo de cáncer. De todos ellos el 10 por ciento va a requerir un Trasplante de Médula Ósea como única esperanza de vida.

SÍNTOMAS

CÁNCER EN MÉXICO

CÁNCER INFANTIL

FACTORES DE RIESGO

Algunos factores pueden aumentar el riesgo de contraer cáncer, como la exposición a radiaciones y algunos agentes químicos como asbesto y arsénico. También algunas enfermedades hereditarias como el Síndrome de Li Fraumeni, Síndrome de Werner y Neurofibromatosis. 

FACTORES DE RIESGO

SÍNTOMAS

Algunos de los síntomas del cáncer infantil son: malestar general, fiebre, pérdida de peso, sudoración profusa, dolor abdominal, nauseas, vómito y moretones. Aunque son síntomas comunes, varios de ellos pueden ser indicadores de la enfermedad.

 

Héroes del 47, No. 113,  Col. Churubusco, C.P. 04120.  Alcaldía Coyoacán. Teléfono: 55 20 77 90